Niños y niñas ‘youtubers’

El 73% de los niños españoles ven vídeos de YouTube. El éxito cosechado por algunos youtubers anima a los pequeños a emularles y abrir sus propios canales.

Internet sigue influyendo en muchos aspectos de nuestras vidas. También es el caso de la infancia, cuyas formas de ocio se están modificando y trasladando, en parte, a la Red. Así lo manifiesta la Guía AIJU 3.0 2018-19 del Instituto Tecnológico de Producto Infantil y de Ocio, que sugiere que el 35% de los niños y niñas de entre 0 y 12 años acceden a internet todos los días. En la franja 0-3 años el porcentaje se sitúa en el 21%; de 4 a 9 años sube casi al 30%, mientras que a partir de los 10 años ronda el 60%.

¿A qué juegan los niños?

La goma o la cuerda, las muñecas, el pilla-pilla o el escondite han dejado de ser las opciones predilectas. Hoy son, entre otros, el parque, el móvil y la tablet, los dibujos y manualidades y los juegos de construcción. Y cuando hablamos del móvil o de la tablet, hablamos de que prácticamente 3 de cada 4 niños y niñas consumen vídeos de YouTube, por encima incluso de las apps de juegos (55%).

¿Qué quieres ser de mayor?

Ser youtuber es la cuarta opción elegida por los niños en la XIV encuesta “Qué quieres ser de mayor”, de Adecco, solo por detrás de futbolista, policía y profesor. En YouTube hay series, programas, videoclips y muchos vídeos caseros. El alza que está experimentando se refleja en el hecho de que el 67% de las familias indica que sus hijos o hijas juegan a ser youtubers y reproducen durante el juego con sus juguetes lo que ven en estos vídeos.

Ser youtuber en España

En España hay más de 1.300 canales de YouTube dirigidos al público infantil que generan 5,6 billones de reproducciones mensuales, según 2btube, una empresa española que representa a talentos y produce contenidos. Hay canales con contenidos de manualidades, parodias de comportamientos, retos, recetas, juegos o capítulos de la vida de los mini youtubers por entregas, entre otros. Tenemos algunos casos de youtubers que han cosechado un notable éxito con sus canales, que tienen libros a la venta o su propia línea de ropa.

Sin embargo, un estudio de la agencia de comunicación Cohn & Wolfe en colaboración con la plataforma Brantube revela que solo el 14% de los youtubers españoles obtiene suficientes ingresos como para dedicarse en exclusiva a esta tarea, frente al 86% restante, que tiene que compaginarlo con otros trabajos.

Por Luis Menéndez