Cómo comprar una vivienda sobre plano de manera segura

La compra de vivienda sobre plano vuelve con fuerza tras años en los que apenas se ha construido obra nueva en España. En 2019 se levantaron más de 130.000 nuevos hogares, un 29% más que el año anterior, aunque todavía lejos de las cifras registradas antes de la crisis y que giraban en torno a las 800.000 viviendas por año. Para evitar problemas, los expertos recomiendan leer bien la letra pequeña, pedir asesoramiento y no firmar ningún contrato hasta tenerlo todo claro.

Tiempos de Espera. El año pasado unas 57.827 personas compraron una vivienda sobre plano o lo que es lo mismo, una vivienda que podría tardar hasta 24 meses en estar disponible. Mejores precios, edificios más modernos y equipados o su eficiencia energética son algunas de las ventajas de esta modalidad de compra que, sin embargo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha puesto de nuevo bajo la lupa. “Hemos detectado cláusulas abusivas en algunos contratos y otras en las que hay falta de reciprocidad entre las obligaciones del promotor y el consumidor”, explica la portavoz de esta organización, Ileana Izverniceanu. Para Daniel Cuervo, secretario general de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), el riesgo que existe a la hora de comprar una vivienda de estas características es que no esté construida. Es decir, que la promotora puede empezar a comercializar la obra sin contar con la licencia de obra, ya que las entidades bancarias para conceder el préstamo promotor exigen hasta un 60% de preventas.

Pasos a seguir. Para comprar una vivienda sobre plano y no tener problemas, los expertos recomiendan comprobar a quién pertenece el suelo, y si la empresa cuenta con los permisos necesarios para empezar a construir. También es importante recabar toda la información posible sobre la empresa constructora y su situación financiera. Respecto a la vivienda, debe saber qué características tendrá, los planos, los servicios comunes, la calidad de los materiales, el precio final (impuestos incluidos) y la forma de pago.

El papel de los notarios. Los notarios están a disposición de los ciudadanos para atender sus dudas y recomiendan acudir a ellos antes de firmar ningún documento, aunque sea privado, como las arras. También es recomendable que el contrato se haga en escritura pública por la asesoría que recibirá del notario, el control de legalidad de todo el proceso y por los importantes efectos y reconocimientos que tiene, al ser un documento público. Los notarios españoles no son los únicos que aconsejan a los ciudadanos consultarles antes de comprar un inmueble, incluso si aún no está construido. El notariado italiano, en colaboración con las asociaciones de consumidores, ha editado una interesante guía con recomendaciones para comprar sin riesgos una vivienda sobre plano.

Garantías. La compraventa de una vivienda nueva tiene las siguientes garantías establecidas en el Código Civil y la Ley de Ordenación de Edificación (LOE): para defectos de acabado, un año; para habitabilidad, tres años, y para defectos estructurales, diez años, que se cubren con la empresa promotora y compañías de seguros. “Por otro lado, el promotor sólo podrá percibir las cantidades anticipadas por los adquirentes a través de entidades de crédito en las que habrán de depositarse en una cuenta especial, con separación de cualquier otra clase de fondos pertenecientes al promotor, incluido el supuesto de comunidades de propietarios o sociedad cooperativa, y de las que únicamente podrá disponer para las atenciones derivadas de la construcción de las viviendas”, señalan desde la APCE.

Por Marián Lezuan