Misiones internacionales de las Fuerzas Armadas Españolas

EN ESTE PAÍS

MISIONES INTERNACIONALES DE LAS FUERZAS ARMADAS ESPAÑOLAS

A las Fuerzas Armadas puede encomendársele la misión de vigilancia marítima, aérea y terrestre.

Las Fuerzas Armadas «contribuyen militarmente a la seguridad y defensa de España y de sus aliados, en el marco de las organizaciones internacionales de las que España forma parte, así como al mantenimiento de la paz, la estabilidad y la ayuda humanitaria»

CARLOS CAPA
La Misión de Verificación de Naciones Unidas en Angola, iniciada en 1989, fue la primera operación de paz en la que participó España en el extranjero. Desde entonces cerca de 140.000 militares españoles han tomado parte en numerosas misiones internacionales.

España alcanzará este año su mayor despliegue de militares en misiones internacionales, con más de 3.600 efectivos destacados permanentemente en el extranjero, a los que hay añadir otros 450 con carácter temporal y más de 2.500 en navegaciones a bordo de buques de la Armada, rompiendo el récord que hace 20 años sitúo a 3.500 militares españoles fuera de nuestras fronteras coincidiendo con la guerra de Irak.

Nuestro país envió el pasado año un total de 12.075 militares de las Fuerzas Armadas a alguno de los contingentes desplegados en 17 misiones en el exterior, que se han prorrogado este año añadiendo otras dos en Eslovaquia y Rumanía, según el acuerdo adoptado el 27 de diciembre por el Consejo de ministros.

Liderazgo español

Además, las Fuerzas Armadas españolas ya han iniciado el despliegue progresivo de personal y capacidades que integrarán el llamado “Battlegroup”, una misión de la OTAN de disuasión y defensa, con base en Lest (Eslovaquia), que liderará España a partir de julio de este año.

La profesionalidad y eficiencia de las fuerzas españolas han sido objeto de público reconocimiento por parte de las organizaciones internacionales, bajo cuyo mandato actúan, y les ha valido para encabezar muchas de estas operaciones. Prueba de ello es que hasta tres generales españoles están al mando de otras tantas misiones internacionales. El general Aroldo Lázaro, dirige a los más de 10.000 cascos azules desplegados entre Israel y Líbano. El general José Antonio Agüero está al frente de la misión de la OTAN en Irak, y el general Santiago Fernández Ruiz-Repiso está al mando de la ETM-Malí, la misión europea en Bamako.

Desgraciadamente 175 soldados, pertenecientes a los tres ejércitos y a la Guardia Civil, han fallecido en el desarrollo de su trabajo en el exterior de España, por diversas causas y en diferentes escenarios. De ellos 40 eran oficiales, 66 suboficiales y 69 de clase de tropa.

El Gobierno destinó para estas operaciones militares alrededor de 1.023 millones de euros en 2023, de los que la principal partida fue para financiar los compromisos derivados de la pertenencia a la Alianza Atlántica (OTAN): unos 581 millones, el 57%. De ellos, la disuasión en el Este de Europa, marcada por la guerra de Ucrania, supuso unos 476,7 millones.

 


ESPAÑA ALCANZARÁ ESTE AÑO SU MAYOR DESPLIEGUE DE MILITARES EN MISIONES INTERNACIONALES


 

Garantizar la soberanía

El incremento de la participación en operaciones militares en el exterior es reflejo de un importante cambio conceptual sobre qué significa la defensa nacional. Tradicionalmente, la finalidad de la defensa era la protección del territorio frente a ataques de otros países, incluyendo la disuasión. En este sentido, el artículo 8 de la Constitución española establece que las Fuerzas Armadas «tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional».

La Ley Orgánica de la Defensa Nacional vino a desarrollar este mandato constitucional, ampliando las funciones del ejército más allá del concepto tradicional de la defensa. Según el artículo 15.2, las Fuerzas Armadas «contribuyen militarmente a la seguridad y defensa de España y de sus aliados, en el marco de las organizaciones internacionales de las que España forma parte, así como al mantenimiento de la paz, la estabilidad y la ayuda humanitaria».

La Ley 5/2005 describe en su título III una lista detallada de misiones nacionales e internacionales que le pueden ser conferidas a las Fuerzas Armadas, abarcando estas desde la mera vigilancia marítima, aérea y terrestre a colaborar en misiones internacionales humanitarias y de mantenimiento de la paz, asistir a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en la lucha contra el terrorismo o asistir a las diferentes Administraciones Públicas en situaciones excepcionales.

La norma otorga al Gobierno de la Nación la potestad de establecer y comandar las misiones internacionales que considere necesarias para el interés nacional o la defensa de España, aunque necesita el consentimiento del Congreso de los Diputados para autorizar misiones en el exterior que no tengan relación directa con los dos supuestos mencionados. Asimismo, la norma obliga al Gobierno a informar anualmente al Congreso de los Diputados sobre el desarrollo de las operaciones militares en el exterior.

 


LA PROFESIONALIDAD Y EFICIENCIA DE LAS FUERZAS ESPAÑOLAS HAN SIDO OBJETO DE PÚBLICO RECONOCIMIENTO POR PARTE DE LAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES


 

Misiones en el exterior

Las misiones en el exterior no relacionadas directamente con el interés nacional o la defensa de España solo podrán ser ordenadas si se cumplen tres condiciones:

  • Que se realicen por petición expresa del Gobierno de la Nación en cuyo territorio se desarrollen o estén autorizadas en Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas o acordadas, en su caso, por organizaciones internacionales de las que España forme parte, particularmente la Unión Europea o la Organización del Tratado del Atlántico Norte, en el marco de sus respectivas competencias.
  • Que cumplan con los fines defensivos, humanitarios, de estabilización o de mantenimiento y preservación de la paz, previstos y ordenados por las mencionadas organizaciones.
  • Que sean conformes con la Carta de las Naciones Unidas y que no contradigan o vulneren los principios del derecho internacional convencional que España ha incorporado a su ordenamiento.
La Intervención General de Defensa

El control de la gestión de las misiones internacionales de las FAS – como la del resto de estructuras militares- corresponde a la Intervención General de la Defensa, que es el órgano que ejerce el control interno de la gestión económico-financiera, mediante el ejercicio de la función interventora, el control financiero permanente y la auditoría pública.

La Intervención General está formada por personal del Cuerpo Militar de Intervención y al frente de esta se encuentra el Interventor General de la Defensa, quien es el encargado de dictar las instrucciones necesarias para asegurar la debida coordinación y unidad de criterio.

Desde 1985 los Cuerpos de Intervención de las Fuerzas Armadas están unificados, dando lugar al Cuerpo Militar de Intervención.

El Gobierno tiene la potestad de establecer las misiones internacionales que considere necesarias para el interés nacional o la defensa de España.
Labor humanitaria

Las misiones exteriores de las FAS no se reducen a los operativos propiamente militares, sino que se extienden a una intensa y reconocida labor humanitaria con la población civil que se encuentra en su entorno o ha sido víctima de catástrofes naturales. Las Fuerzas Armadas pueden aportar ayuda de incalculable valor añadido para paliar el sufrimiento humano de forma rápida y eficaz por su capacidad de desplegarse ágil y ordenadamente de actuación, lo que las convierte en un instrumento especialmente útil en estas situaciones.

Entre otros muchos reconocimientos las misiones de paz recibieron el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 1993.

PARA SABER MÁS

El Marco Jurídico de las Misiones de las Fuerzas Armadas en Tiempo de Paz. Informe del Instituto Español de Estudios Estratégicos.

Página Web del Ministerio de Defensa. Información oficial de las misiones de las Fuerzas Armadas en el Exterior. 

Operaciones y Misiones de las Fuerzas Armadas en el Exterior. Relación oficial del Departamento de Seguridad Nacional de las misiones militares en el exterior en curso. 

«Diplomacia, desarrollo y defensa: una herramienta actual», por Fernando García-Vaquero

EN ESTE PAÍS

FERNANDO GARCÍA-VAQUERO,

general jefe del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad y Cuartel General de la OTAN.

“Nuestros soldados, hombres y mujeres, están presentes en 13 misiones y en 4 continentes, además de desempeñar operaciones permanentes"

Diplomacia, desarrollo y defensa: una herramienta actual

La denominada “pax romana” consistía en una combinación de 3 elementos para alcanzar la pacificación de los territorios conquistados: el primero era ganarse la confianza de la población autóctona (diplomacia); el segundo era fomentar el desarrollo económico y social basado en la cultura y organización romanas (desarrollo); el tercero era asegurar la disuasión militar, hábilmente ejercida por las legiones romanas distribuidas en el territorio (defensa). Es lo que se conoce como las «3D».

Las legiones romanas constituyeron un instrumento del Imperio romano de gran importancia para la expansión, ocupación y mantenimiento del mismo. En España, una de las más célebres fue la VII Legión Gemina, cuya estancia prolongada dio origen a la actual ciudad de León.

De los romanos hemos heredado, no sólo el derecho y otras disciplinas, sino también este esquema de las “3D”. Es curioso cómo podemos apreciar la plena validez del mismo en nuestros tiempos contemporáneos y su puesta en práctica con éxito, adaptado al entorno actual, en las distintas operaciones en las que ha participado el Ejército de Tierra español.

¿Y por qué resulta válido? Pues porque básicamente, es un esquema próximo al concepto actual de seguridad, definido en la Estrategia de Seguridad Nacional de 2021, cuyos componentes fundamentales son la política de acción exterior (se emplea diplomacia), la garantía de una seguridad pública (facilita el desarrollo) y la materialización de una defensa efectiva y creíble (defensa). Todo ello nos lleva a indicar, una vez más, que sin seguridad no hay ni desarrollo ni paz ni libertad. Pues bien, ésa es la contribución del Ejército de Tierra: la defensa de nuestros intereses dentro y fuera de España, en el marco de las distintas organizaciones internacionales a las que pertenecemos. Somos una parte del esquema de las “3D”, la defensa, adaptado a estos tiempos.

Esquema que ahora tiene lugar en un escenario complejo, volátil, incierto, ambiguo e hiperconectado (VUCAH), con dos guerras tecno-convencionales muy próximas, e innumerables conflictos latentes, en curso o emergentes. Para ello, el Ejército de Tierra debe estar bien preparado y bien dotado para ser capaz de responder a todas las misiones que se le puedan encomendar y, de hecho, se le están encomendando. El fallo en ello no es un riesgo que se pueda asumir. Hoy por hoy, nuestro Ejército, en definitiva, nuestros soldados, hombres y mujeres, están presentes en 13 misiones y en cuatro continentes, además de desempeñar, las 24 horas del día, 7 días a la semana, operaciones permanentes a lo largo de todo el territorio nacional y de estar siempre dispuesto a acudir en todo lo que se pueda precisar.

Si nos referimos a las operaciones en el exterior, el año 2024 se configura como uno de los años en que el Ejército de Tierra incrementará de forma notable su participación en misiones exteriores, en concreto en el flanco este de la OTAN. Como novedad más significativa, España liderará, a partir del 1 de julio, el Battle Group multinacional, expandible a brigada, en Eslovaquia. Además, con una disponibilidad determinada, se ha ofrecido el Nato Rapid Deployable Corps Spain (NRDC-ESP) (Valencia) y otros elementos de apoyo al combate y apoyo logístico como cuartel general denominado Warfighting Corps para los planes de defensa y disuasión de la OTAN en dicha zona.

Por otra parte, el Ejército de Tierra continuará, además, con sus despliegues en el resto de zonas, como la misión de Naciones Unidas en El Líbano y Colombia; las de la OTAN en Letonia, Turquía, Irak; y las de la Unión Europea en Bosnia y Herzegovina, Mali, Somalia, Mozambique y República Centroafricana, éstas últimas en un escenario como es el Sahel, de evidente preocupación para España y para Europa. Es de significar también la misión de adiestramiento de la Unión Europea para la formación de militares ucranianos, iniciada en diciembre de 2022 y dirigida por el Toledo Training Center, desarrollada en territorio nacional.

Como se puede apreciar, el Ejército de Tierra continúa evolucionando al ritmo de los tiempos, de hecho con la mirada puesta en el “Ejército 2035”. Este concepto se apoya en 4 pilares fundamentales: la Fuerza 2035, la Base Logística, la Transformación Digital y el Mando Orientado a Misión. Pilares todos ellos que requieren un esfuerzo considerable en todas las áreas. De ahí la importancia del incremento en curso y previsto del presupuesto de defensa. La seguridad en general, y en concreto la defensa, no se pueden improvisar, aunque no percibamos claramente las amenazas, y requieren por tanto de unos programas de equipamiento acordes con la evolución de las distintas tecnologías y con el entorno VUCAH que mencionaba anteriormente.

Por tanto, de alguna forma, también contribuimos, desde tiempo de paz, a ese esquema «3D» demostrando que, como instrumento de disuasión y de defensa, el Ejército de Tierra es necesario para garantizar la paz. Es eficaz y está siempre disponible. Es resolutivo al estar preparado y bien dotado. Es cercano, porque está unido a la sociedad a la que pertenece y a la que sirve, y está comprometido con la misión asignada por nuestra Constitución y con los compromisos internacionales. Todo ello sin olvidar a su activo más preciado: los hombres y mujeres con los que cuenta el Ejército de Tierra, que son su pilar fundamental, tal y como en su momento lo fue el legionario romano muchos años atrás.

Jóvenes emprendedores y digitales

EN ESTE PAÍS

JÓVENES, EMPRENDEDORES Y DIGITALES

En 2023 quienes han emprendido lo han hecho con menos capital que en años anteriores.
CARLOS CAPA

El emprendimiento goza de buena salud en España como refleja, entre otros estudios, el Global Entrepreneurship Monitor 2022-2023 (GEM España), cuya muestra abarca a 36.000 personas de entre 18 y 64 años de todo el territorio.

Cada vez son más, de forma particular los jóvenes, los que optan por seguir un camino empresarial circulando por las vías de la tecnología y las herramientas digitales.

Los expertos hacen hincapié en que la incorporación de los jóvenes al mercado laboral es la clave para el desarrollo y fortalecimiento social y económico del país, haciéndolo menos vulnerable a las crisis y menos dependiente de factores externos.

El atractivo de emprender

El Observatorio del Emprendimiento (GEM España) destaca que hacer crecer el número de emprendedores jóvenes es clave para seguir el recorrido de los países de referencia de la economía nacional.

A este respecto, un informe recientemente publicado por esta entidad indica que el porcentaje de quienes tienen intención de emprender en los próximos tres años, un 9,4 %, es el más alto desde 2012. Esto confirma un crecimiento de la actividad emprendedora similar al vivido tras la crisis financiera de 2008.

La actividad emprendedora en España es menor que la de otros países de su entorno, pero más resistente, con las tasas de cierre de empresas más bajas del grupo de países de mayores ingresos.

Según el GEM España, las mayores tasas de emprendimiento se producen en los niveles educativos superiores. En 2022, el 11 % de las personas con estudios universitarios afirmaba que estaba pensando en emprender en los próximos tres años; un 9 % lo está haciendo ya y otro 9 % está a cargo de empresas consolidadas de más de tres años y medio de vida.


LA INCORPORACIÓN DE LOS JÓVENES AL MERCADO LABORAL ES LA CLAVE PARA EL DESARROLLO Y FORTALECIMIENTO SOCIAL Y ECONÓMICO DEL PAÍS


Además, entre quienes han superado un máster o un doctorado, el porcentaje de emprendedoras es sensiblemente superior al de los hombres, especialmente en la etapa reciente.

Esto es un claro indicador de la vocación emprendedora de las mujeres de alta cualificación educativa en España. La percepción de tener conocimientos específicos para emprender también aumenta entre los emprendedores respecto al año anterior, reflejo del esfuerzo que han hecho las instituciones educativas para ofrecer programas específicos de formación en emprendimiento en los últimos años.

Formarse para emprender

Otro dato singular es que, en España, el nivel de renta no es un condicionante para emprender, ya que no predominan emprendedores con rentas superiores a la media.

En 2023 quienes han emprendido lo han hecho arrancando sus proyectos con menos capital que en años anteriores. Seis de cada diez proyectos de negocio han necesitado un capital semilla menor de 30.000 euros, lo que refleja la escasa envergadura de las iniciativas, aunque, al mismo tiempo, facilita su financiación.

Uno de los sectores emprendedores más destacados es el negocio entre empresas, especialmente aquel relacionado con un nivel tecnológico medio-alto. Un ejemplo de esto son las agencias de servicios de digitalización para compañías. Estas agencias prestan servicios de marketing digital y diseño, y son una parte fundamental de la creciente tendencia de digitalización de las empresas.

El sector de marketing digital experimentó un crecimiento significativo, especialmente después de la pandemia. Según el informe Digital Report 2023, las empresas españolas han aumentado su inversión en publicidad digital en un 9,2%. Este crecimiento convierte al sector en un terreno prometedor, especialmente para los jóvenes emprendedores que están familiarizados con las tecnologías.

Sin embargo, emprender no es sencillo y una clave imprescindible del éxito se encuentra en haber adquirido unas competencias digitales específicas, además de las propias de gestión de negocios.

Un elemento importante para triunfar como emprendedor en el sector digital es contar con los conocimientos necesarios para iniciar un negocio. Estudiar un grado relacionado con la gestión empresarial y realizar prácticas y networking durante la formación puede proporcionar a los jóvenes emprendedores las habilidades y experiencia necesarias para tener éxito en el mundo digital.

Para los expertos el éxito de las iniciativas está relacionado fundamentalmente con ser persistente, curioso y estar dispuesto a probar diferentes caminos hasta encontrar el formato de negocio en el que se pueda aportar valor.

Ello se va reflejando ya en la subida del nivel tecnológico de la actividad emprendedora, que en los últimos tres años ha ido creciendo sostenidamente. Una de cada diez iniciativas emprendedoras se califica como de nivel tecnológico medio o alto, un porcentaje que se duplica si quienes emprenden tienen un nivel educativo universitario o superior. En 2023 el sector de servicios a empresas (B2B) se consolidó como nicho de iniciativas emprendedoras de nivel tecnológico medio-alto, principalmente entre los jóvenes.

Soporte y ayuda

Las administraciones públicas y algunas fundaciones de carácter privado ofrecen soporte y ayuda para quienes quieran emprender su carrera profesional en este sector. Así el programa Kit Digital se enmarca en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, la agenda España Digital 2025 y el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025. Está dotado con un presupuesto de 3.067 millones de euros, financiado por la Unión Europea mediante los fondos NextGenerationEU.


EL VIDEO GENERAL HACE HINCAPIÉ EN LA SEGURIDAD JURÍDICA Y GARANTÍA DE LEGALIDAD QUE REPRESENTA PARA LOS CIUDADANOS LA FIRMA NOTARIAL


También la sociedad pública ENISA tiene un programa destinado a dotar de los recursos financieros necesarios a pymes y startups de reciente constitución creadas por jóvenes para abordar las inversiones que precisa el proyecto empresarial en su fase inicial, además de una línea de 51 millones de euros en los próximos tres años para impulsar el emprendimiento digital femenino, mediante la línea de financiación ENISA Emprendedoras Digitales.

Apuesta europea por la digitalización

La apuesta por la transformación digital es uno de los objetivos principales de la Unión Europea para los próximos años. La digitalización ha dado a la UE un nuevo impulso para acelerar la transición tecnológica, promoviendo herramientas facilitadoras, como la informática en la nube, las tecnologías cuánticas y la informática de alto rendimiento.

No hay que olvidar que la extensión de la Inteligencia Artificial va a marcar -si no lo está haciendo ya- la evolución de muchos negocios emprendedores en los próximos años. La UE quiere posicionarse de forma adelantada a ello con el Reglamento de Inteligencia Artificial (IA), una iniciativa legislativa emblemática con el potencial de fomentar el desarrollo y la adopción de IA segura y confiable en todo el mercado único de la UE, por parte de actores públicos y privados y que verá la luz próximamente después del reciente acuerdo alcanzado entre el Consejo y el Parlamento Europeo.

Una de cada diez iniciativas emprendedoras se califica como de nivel tecnológico medio o alto.

Business to Business

B2B es la abreviatura de Business to Business. Es decir, comercio electrónico entre empresas. Básicamente se trata de un comercio electrónico entre profesionales. No todos los B2B tienen que ser de productos físicos y entre ellos se encuentran transacciones de servicios o productos virtuales como licencias de software.

PARA SABER MÀS

El Global Entrepreneurship Monitor (GEM) constituye la más importante red mundial sobre emprendimiento y tiene por objetivo hacer que la información de alta calidad sobre la iniciativa emprendedora esté disponible para el mayor público posible. 

El Top Ten Digital Trends es un informe que analiza todas las tendencias mundiales en el entorno digital.

La página web de ENISA ofrece información sobre ayudas públicas a jóvenes emprendedores en el sector digital. 

«Del garaje a la cima: los jóvenes emprendedores digitales conquistan el B2B», por Antonio Magraner

EN ESTE PAÍS

ANTONIO MAGRANER,

vicepresidente de la Confederación Española Jóvenes Empresarios. Secretario general de la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios.

X: @antoniomagraner

“Su disposición a asumir riesgos, su enfoque colaborativo y la adopción de modelos de negocio no convencionales están marcando la pauta"

Del garaje a la cima: Los jóvenes emprendedores digitales conquistan el B2B

Comenzamos un 2024 apasionante y cargado de grandes desafíos ante un panorama global lleno de incertidumbre y en el que los campos de la economía y el emprendimiento afrontarán uno de los momentos más trascendentales y dinámicos de las últimas décadas en materia de adaptación e innovación. Un momento que forma parte de un intenso y profundo proceso de transformación radicado principalmente en la base tecnológica, en el que ha emergido como propulsor todo un ecosistema de jóvenes emprendedores digitales que en pocos años han logrado establecer las reglas del juego en el sector B2B (Business to Business).

Y es que este sector experimenta en la actualidad una acelerada evolución marcada por el fenómeno de la transformación digital, en el que el enfoque de cada idea, la frescura en los conceptos y la personalización de la oferta establecen un elevado escalón diferencial respecto a los procesos tradicionales y un reto al que jóvenes emprendedores de nuestro país están tomando la vanguardia avanzando en este contexto de grandes oportunidades de crecimiento a través de la disrupción.

Unas oportunidades que, de manera determinante, llegan de la mano de fenómenos relacionados como la digitalización, la inteligencia artificial (IA), el aprendizaje automático o el análisis de datos que están permitiendo a las empresas B2B obtener insights más profundos sobre sus clientes, mejorando la personalización y la eficiencia. Un entorno en el que los emprendedores más jóvenes, en gran medida nativos digitales, cuentan con una ventaja sustancial al encontrarse desde el inicio más cómodos y familiarizados para captar y capitalizar las nuevas tendencias derivadas del dominio de estas habilidades tecnológicas avanzadas.

Y es que este nuevo paradigma ha abierto nuevas vías para la eficiencia operativa y la mejora de la experiencia del cliente, lo que permite una personalización más precisa y una toma de decisiones empresariales más informadas y con mayores garantías de éxito, marcando un antes y un después en la forma en que las empresas interactúan y operan.

En este sentido, y desde mi experiencia personal, me viene a la cabeza una gran cantidad de ejemplos de jóvenes emprendedores que, en apenas pocos años, han logrado transformar una idea brillante en una realidad empresarial, materializando ya no solamente el lanzamiento o la cobertura de necesidad de un producto o servicio, sino implantando una serie de soluciones interrelacionadas que abren la puerta a nuevos nichos y campos sobre los que explorar y profundizar.

Por aportar un ejemplo, me viene a la mente Ana, una emprendedora madrileña de 24 años cuya startup utiliza inteligencia artificial para optimizar las cadenas de suministro en el sector manufacturero permitiendo a las empresas anticipar demandas, gestionar inventarios de forma más eficiente y reducir costos.Otro ejemplo sería un joven emprendedor valenciano que conocí hace apenas unas semanas y que puso en marcha una empresa centrada en la seguridad cibernética para negocios B2B. Con el aumento de los ciberataques, su solución ofrece una capa adicional de seguridad, especialmente para pequeñas y medianas empresas que podrían no tener los recursos para grandes infraestructuras de seguridad.

O por dar otro ejemplo desde mi óptica personal, os hablaría de Juan, un joven emprendedor asturiano que, en muy poco tiempo, ha logrado hacer de la innovación su pasión y proyecto de vida, con una empresa que ofrece soluciones de blockchain para transacciones B2B. Su tecnología asegura y agiliza las transacciones, garantizando transparencia y eficiencia.

Podría seguir durante horas aportando diferentes ejemplos cercanos, pero si hay algo en común en todos ellos, ya no es simplemente su juventud, sino el hecho de que estos jóvenes emprendedores no solo están introduciendo productos y servicios innovadores, sino que también están redefiniendo las normas culturales y operativas dentro de sus industrias. Su disposición a asumir riesgos, su enfoque colaborativo y la adopción de modelos de negocio no convencionales están marcando la pauta en sus respectivos campos estableciendo un nuevo paradigma en el sector.

Es por ejemplos como estos, por los que considero que las startups lideradas por jóvenes no solo están aportando soluciones nuevas, sino que también están estimulando la competencia, lo que lleva a una mayor eficiencia y creatividad en todo el sector y, además, estoy convencido de que esta tendencia continuará creciendo en volumen e influencia sobre los enfoques de sostenibilidad y responsabilidad social que caracterizan los nuevos estándares en el sector B2B.

En definitiva, la entrada de jóvenes emprendedores en el sector B2B digital está marcando el inicio de una era donde la juventud, la tecnología y el espíritu empresarial convergen para crear un futuro empresarial más dinámico y eficiente.

Estos innovadores están, no solo cambiando la forma en que se hacen negocios, sino también cómo se percibe el emprendimiento mostrando al mundo que, con innovación, pasión y tecnología, se pueden superar los límites tradicionales y alcanzar nuevas alturas de éxito empresarial.

Sus historias son un testimonio del poder de la innovación y la perseverancia, y sirven como inspiración para la próxima generación de emprendedores, rompiendo barreras, abriendo un mundo de posibilidades para las empresas de todos los tamaños y siendo protagonistas en la configuración de un ecosistema empresarial resiliente, adaptable y próspero.

La firma del notario: mucho más que una firma

EN ESTE PAÍS

La firma del notario: “mucho más que una firma”

Los videos se proyectaron en las estaciones del AVE en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla.
REDACCIÓN
Existe el tópico de que el trabajo de los notarios consiste únicamente en “firmar”; que el resultado de su trabajo es “un papel” y que su intervención es “sustituible” por la tecnología. Frente a estos falsos estereotipos e ideas, una serie de videos sobre los servicios notariales más comunes explican a los ciudadanos por qué la firma del notario representa mucho más que una firma; cuánto trabajo hay detrás de cada documento formalizado en escritura pública y por qué su intervención es sinónimo de la máxima garantía y tranquilidad para ciudadanos y empresas.

“Detrás de la firma de un notario hay un enorme caudal de servicios, de garantías jurídicas, de control de legalidad, de asesoramiento cualificado e imparcial, de efectos específicos y únicos del documento notarial y de conocimiento experto a disposición del consumidor, además de facilidad y agilidad en muchos trámites y gestiones gracias a una fuerte inversión en tecnología y digitalización”, explica la portavoz del Consejo General del Notariado, María Teresa Barea.

Seguridad jurídica

Con el mencionado título Mucho más que una firma, el video general hace hincapié en la seguridad jurídica y garantía de legalidad que representa para los ciudadanos la firma notarial: “Es tu tranquilidad desde ese momento y para siempre”. Asimismo, pone de relieve todo el trabajo que hay antes, durante y después de esa firma: desde el asesoramiento imparcial a las partes para dar forma jurídica legal a su acuerdo hasta la custodia física y electrónica de los documentos.

En este sentido detalla que, de forma previa, el notario escucha a los interesados y lo que quieren acordar y les asesora de forma imparcial, atendiendo especialmente a los más vulnerables, para dar luego forma jurídica al documento, garantizando que sea legal de principio a fin. En el momento de la firma controla la legalidad, juzga el discernimiento de los comparecientes y comprueba la identidad, la voluntariedad en la prestación del consentimiento y la compresión de los compromisos que van a adquirir. Posteriormente, archiva y custodia ese acuerdo del que siempre se podrá pedir una copia días, meses o incluso décadas después.

 


MARÍA TERESA BAREA: “DETRÁS DE LA FIRMA DE UN NOTARIO HAY UN ENORME CAUDAL DE SERVICIOS, DE GARANTÍAS, DE CONTROL DE LEGALIDAD, DE ASESORAMIENTO CUALIFICADO E IMPARCIAL…”


 

Esta misma idea es desplegada y desarrollada en varios videos específicos sobre la aportación concreta y el valor diferencial de la firma notarial en los actos y negocios jurídicos más habituales: escrituras de compraventa, préstamos hipotecarios, testamentos, poderes y actos societarios.

En total seis videos con una misma conclusión: la firma del notario es mucho más que una firma. Es “la tranquilidad sobre tu inversión” en la compra de una vivienda; “claridad y seguridad” en la suscripción de una hipoteca; “garantía de legalidad y realización de la voluntad del testador” en los testamentos; “eficacia jurídica nacional e internacional” en el otorgamiento de un poder y agilidad, trámites digitales, asesoramiento jurídico gratuito e intervención imparcial en conflictos para las actuaciones relacionadas con las empresas.

Junto a estas ventajas, que son universales para todos los ciudadanos y empresas, la portavoz del Consejo General del Notariado se ha referido a la aportación de los notarios para la igualdad de oportunidades en el ejercicio de los derechos individuales. “En el Estado de Derecho, los valores de libertad e igualdad se presuponen y necesitan mutuamente. Sin las condiciones adecuadas para la igualdad de oportunidades, el ejercicio de los derechos individuales puede convertirse en una quimera para los individuos que se encuentran en condiciones de mayor fragilidad. Y al contrario, la posibilidad de hacer un uso efectivo de la libertad individual resulta una condición sine qua non para aproximarnos a ese ideal de la igualdad de oportunidades”, ha señalado Barea, que ha insistido en el deber de especial atención hacia las personas vulnerables que tienen los notarios como funcionarios públicos. “El papel de los notarios es fundamental para evitar que factores como el menor nivel educativo, la imposibilidad económica de obtener asistencia jurídica particular o el propio envejecimiento se conviertan en una puerta a la exclusión en el ejercicio de los derechos”, ha afirmado.

Servicios notariales

En 2022 se realizaron en España 8.669.186 actos notariales. En los últimos diez años los casi 3.000 notarios que ejercen en España han autorizado 6.347.766 testamentos, 7.491.141 escrituras de compraventa, 3.498.959 préstamos hipotecarios, 3.106.168 particiones de herencia, 1.007.029 modificaciones o constituciones de nuevas sociedades y 12.002.051 poderes, que son los servicios notariales más comunes en los que se centra la campaña que ha sido presentada.

 


EL VIDEO GENERAL HACE HINCAPIÉ EN LA SEGURIDAD JURÍDICA Y GARANTÍA DE LEGALIDAD QUE REPRESENTA PARA LOS CIUDADANOS LA FIRMA NOTARIAL


 

Asimismo, desde que entrara en vigor la Ley de Jurisdicción Voluntaria en 2015, los notarios españoles han intervenido en 914.181 actos que no eran propiamente litigios y que antes sobrecargaban los juzgados, como celebración de matrimonios, separaciones o divorcios o declaraciones de herederos sin testamento.

Igualmente, desde la aprobación de la nueva ley de crédito inmobiliario de 2019, los notarios han autorizado en toda España 1.510.301 actas de transparencia, que han contribuido a mejorar la transparencia de la contratación y proteger los derechos de los consumidores.

Estación de Santa Justa en Sevilla.

Seis videos, seis realidades

1 La firma del notario es #muchomásqueunafirma. Es tu tranquilidad desde ese momento y para siempre. VER VÍDEO

2 En la compraventa de un inmueble, la firma del notario es seguridad jurídica para tu inversión. VER VÍDEO

3 En los créditos hipotecarios, la firma del notario es asesoramiento, claridad y seguridad para una de las decisiones de tu vida más importantes. VER VÍDEO

4 En un testamento, la firma del notario es garantía de que el reparto de la herencia es legal y conforme a la voluntad del testador. VER VÍDEO

5 En un poder, la firma del notario es sinónimo de legalidad, agilidad y eficacia jurídica internacional. VER VÍDEO

6 En cualquier acto societario, la firma del notario supone la conciliación de la seguridad jurídica y la eficacia empresarial. VER VÍDEO

Desarrollo tecnológico

La corporación notarial es además una de las que más está contribuyendo a la administración electrónica. Solo en 2022 circularon por los canales seguros del Notariado más de treinta millones de copias de documentos electrónicos de las que se beneficiaron empresarios, ciudadanos y las propias administraciones públicas. Una transformación digital que comenzó en 2002 con la constitución del centro tecnológico del Notariado y la posterior apertura de la Sede Electrónica Notarial, que dotó al Notariado de los más avanzados medios y sistemas de información para el intercambio y tramitación electrónica de datos y documentos con las administraciones públicas. Este proceso tuvo un hito reciente con la apertura en 2021 de esa sede electrónica a ciudadanos y empresas a través del Portal Notarial del Ciudadano.

Entrevista a Carolina Roca, presidenta de Asprima

EN ESTE PAÍS

CAROLINA ROCA,

PRESIDENTA DE ASPRIMA

«El problema de la vivienda tiene solución con medidas valientes»

CARLOS CAPA

Carolina Roca es desde hace algo más de un año la presidenta de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA). Con una amplia trayectoria profesional en el sector y perteneciente a la tercera generación de la familia que da nombre a su empresa, es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales y Derecho por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid y es también presidenta de la Comisión de Urbanismo de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM).

Después de un año al frente de ASPRIMA, aunque ya tenía una larga trayectoria en la institución, ¿qué balance hace de esta primera etapa?

Efectivamente ya llevaba ocho años en la vicepresidencia de la entidad, pero también es cierto que hasta que no coges los mandos no te das plena cuenta de lo que supone la responsabilidad. Soy muy consciente del compromiso que tienes que asumir en un sector como este. Si me permite el símil, hay que tener todos los platillos girando sin que se caiga ninguno. ASPRIMA tiene un papel muy importante en este sentido. Tiene que apostar por la transformación y la industrialización del sector, pero también tiene un papel fundamental en que se mantenga dentro de unos parámetros de rigurosidad alejado de la politización y centrado en la profesionalidad y la gestión. En este año hemos tenido que apagar muchos fuegos. Nuestro sector está muy atomizado y por lo tanto ASPRIMA juega un papel fundamental en que haya un marco jurídico de seguridad que ampare a todos los intervinientes en una actividad tan presente en la vida económica y personal de la sociedad.

La reciente aprobación de la Ley de Vivienda es sin duda un desafío de adaptación para los promotores inmobiliarios. Estamos sufriendo una paralización de proyectos que, desde luego, necesitan una solución para que no repercutan en los intereses de los ciudadanos. Creo que se ha gestionado muy mal en los últimos años y eso ha hecho que el sector se haya tenido que reinventar para hacer frente a los desafíos, apartando la competencia entre asociados para primar una respuesta común a los problemas.


“ES NECESARIO AUMENTAR LA OFERTA DE SUELO, REDUCIR LA FISCALIDAD Y AYUDAR AL COMPRADOR”


¿Qué soluciones proponen ustedes?

Los promotores inmobiliarios llevamos quince años diciendo que en España hay un problema de escasez de oferta, de infraproducción de vivienda que, en mi opinión, es realmente el cuarto pilar del Estado del Bienestar, con la diferencia de que es el único que se financia con inversión privada en su casi totalidad. En España el nivel de infraestructuras públicas es sobresaliente, pero en la generación de viviendas no hemos conseguido que cale el mensaje de que estamos en niveles de producción por debajo de la mitad de las necesidades. Y eso obviamente repercute en los precios. ASPRIMA ha elaborado un informe muy serio para poner blanco sobre negro el problema de la escasez de oferta de vivienda. Y no olvidemos que la vivienda es una necesidad y un derecho para todas las clases sociales. Tenemos un problema de país en esta materia con la clase media.

En términos de empleo, ¿en qué estado se encuentra el sector?

Tenemos plantillas envejecidas; no conseguimos atraer al sector a nuevos trabajadores. Además, el sector está en un proceso de transformación digital, de industrialización necesario e inevitable. Ahora en las obras se usan más tabletas que plomadas. Es necesario que el sistema educativo y sus planes de formación tengan en cuenta este problema en su oferta educativa, máxime cuando existe una oferta de empleo tan amplia como la actual y como la que vendrá, si queremos alcanzar el objetivo de duplicar la promoción de viviendas al menos hasta las 250.000 al año.

¿Es apropiada la fiscalidad existente para la vivienda, en todas sus fases de producción?

Es necesario revisar el sistema. Durante muchos años la construcción ha sido la principal fuente de financiación de muchos ayuntamientos. ASPRIMA ha realizado un estudio muy riguroso que concluye que en el precio final de una vivienda, hasta el 25% son impuestos. Gravar como un artículo de lujo un bien de primera necesidad y escaso no tiene sentido. Es cierto que el IVA es del 10%, pero existen otras muchas tasas y gravámenes que acaban elevando la factura fiscal muy por encima de lo razonable.

También es necesario actuar sobre la financiación. Hay que ayudar a quienes, aun teniendo solvencia y condiciones laborales estables, no pueden acceder a la compra de la vivienda por falta de avales o ahorros y que son los que tiran al alza del precio del alquiler.


“EL NOTARIADO HA SIDO Y ES UNA PIEZA FUNDAMENTAL EN LA FORTALEZA DEL SISTEMA HIPOTECARIO ESPAÑOL, MEDIANTE LA SEGURIDAD JURÍDICA QUE OFRECE SU ACTUACIÓN”


 

¿Cree posible un gran Pacto de Estado?

Es imprescindible un Pacto Nacional para la Vivienda en el que estén implicadas todas las administraciones, la sociedad civil y la iniciativa privada; que dé solución a los problemas estructurales en la construcción de viviendas.

No puede ser que el suelo – por su escasez en el mercado- acabe suponiendo hasta el 50% de los costes. En otros costes como los financieros, los de la energía, o las materias primas tenemos un menor margen de actuación. Pero el precio del suelo sólo depende de nosotros. Y si no se reduce será imposible bajar el precio de la vivienda. Hay que cambiar radicalmente las leyes del suelo.

Es necesario flexibilizar el cambio de uso del suelo para poder ampliar la promoción de viviendas. También es necesario profundizar en la seguridad jurídica del urbanismo. Otras medidas como la agilización administrativa de trámites, permisos y licencias son imprescindibles. La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital han adoptado una línea que creemos muy acertada en este sentido. La comprensión del Notariado en su aplicación está siendo de gran valor.

Los notarios siempre han sido una parte esencial para la seguridad jurídica en el sector inmobiliario. ¿Cómo valora su papel?

El Notariado ha sido y es una pieza fundamental en la fortaleza del sistema hipotecario español, mediante la seguridad jurídica que ofrece su actuación. Un sistema que es el que ha conseguido construir y consolidar la clase media española. En ASPRIMA tenemos muy claro su importancia y hemos firmado con el Consejo General del Notariado un acuerdo de colaboración. El Notariado es crucial para el sector inmobiliario y nuestra sintonía es absoluta.

Pensiones: una reforma a debate

EN ESTE PAÍS

PENSIONES: una reforma a debate

CARLOS CAPA

LAS ORGANIZACIONES PATRONALES (CEOE, CEPYME Y ATA) HAN MANIFESTADO SU «FRONTAL OPOSICIÓN» A LA REFORMA

La Unión Europea revisará la eficacia del nuevo sistema en los próximos cinco años.

El pasado 1 de abril entró en vigor el Real Decreto-ley 2/2023 de medidas urgentes para la ampliación de derechos de los pensionistas, la reducción de la brecha de género y el establecimiento de un nuevo marco de sostenibilidad del sistema público de pensiones, que sustituye el llamado factor de sostenibilidad por el nuevo Mecanismo de Equidad Intergeneracional, conocido como MEI.

El MEI es aplicable a las bases de cotización por contingencias comunes y afecta a los trabajadores en situaciones de alta o alta asimilada de todos los regímenes del sistema de la Seguridad Social, pretendiendo reforzar a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) y aumentar el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, la conocida como la hucha de las pensiones, en la próxima década.

Por lo que respecta a los trabajadores autónomos, estos empezarán a cotizar en relación con sus ingresos reales estableciéndose quince tramos de cotización.

Opiniones enfrentadas. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha elaborado un informe sobre esta reforma en el que indica que su aplicación representa “la cuasi-congelación de la pensión máxima hasta 2050” y que “supondrá un aumento de los impuestos al trabajo en España”. En concreto, al final del periodo transitorio de cada medida, la reforma representará 0,9 puntos de PIB de impuestos adicionales, es decir, unos 12.000 millones (tomando la cifra del producto interior bruto de 2022). Así, el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) supondrá un aumento de la recaudación de cuatro décimas del Producto Interior Bruto (PIB). El incremento de las bases máximas de cotización generará ingresos al sistema por otras cuatro décimas del PIB y la cuota de solidaridad (cotización de entre el 5,5% y el 7% a las rentas que excedan la base máxima de cotización) aumentará los impuestos al trabajo en una décima. Adicionalmente, la AIReF estima que el impacto de la reforma al sistema de cotizaciones del régimen de autónomos tendrá un impacto de cinco décimas del PIB una vez finalice el periodo transitorio.

Las organizaciones patronales (CEOE, CEPYME y ATA) han mostrado su “frontal oposición” a la reforma que consideran “regresiva” y “populista” y consideran que “mermará los salarios incrementando los costes laborales y poniendo en peligro la creación de empleo”.

En un informe elaborado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE), titulado La subida de las cotizaciones sociales. Análisis y consecuencias en la economía española, se advierte que el aumento de los costes por la revalorización supondrá un desequilibrio económico del sistema en el largo plazo, con una caída del 0,6% del PIB y la pérdida de entre 100.000 y 190.000 puestos de trabajo. Cifras que, según el informe, podría duplicarse o triplicarse “si se producen nuevos aumentos de las cotizaciones sociales”.

 


LA AUTORIDAD INDEPENDIENTE DE RESPONSABILIDAD FISCAL INDICA QUE SU APLICACIÓN SUPONDRÁ “LA CUASI-CONGELACIÓN DE LA PENSIÓN MÁXIMA HASTA 2050″


 

El Banco de España también ha analizado el impacto del nuevo sistema y en uno de sus Boletines Económicos señala que “el crecimiento de la base máxima de cotización tendrá un impacto desigual entre trabajadores y empresas ya que, entre otras características, los trabajadores en edades medianas y con mayor cualificación y las empresas grandes exhiben con más frecuencia bases de cotización topadas por el máximo legal y tendrá un efecto desigual a lo largo de la distribución de los salarios”. El estudio del Banco de España reconoce que la reforma podría incrementar los recursos de la Seguridad Social en un 0,9 % del PIB en 2050, pero advierte que este aumento podría ser menor si los mayores costes labores afectan negativamente a la competitividad, los salarios o el empleo.

Impacto en las empresas. Según el director del área fiscal de pensiones de la consultora KPMG, Álvaro Granado, estos cambios “no supondrían un ahorro en nuestro sistema de pensiones”. En su opinión, el impacto que estas medidas tendrían en la empresa sería el de un incremento en sus costes laborales por cotizaciones. Así, una empresa que hasta el año 2022 tenía un coste de Seguridad Social del 30,3%, en 2023 asumiría un 30,80%, porcentaje que iría incrementado progresivamente hasta el año 2045, con el consiguiente impacto en el coste empresarial.

Para Álvaro Granado, desde el punto de vista del trabajador la reforma “podría considerarse como una medida recaudatoria” fundamentada en la solidaridad del sistema, como ocurriría con cualquier impuesto o tasa, aunque en este caso sería la empresa o el propio trabajador autónomo quien la soportaría.

Habrá que ver cómo afrontan las empresas estas medidas y el posible impacto que las mismas puedan tener en el empleo y en el crecimiento empresarial para sacar conclusiones sobre si será conveniente o no la implementación de nuevas medidas.

 


EL BANCO DE ESPAÑA HA SEÑALADO QUE EL CRECIMIENTO DE LA BASE MÁXIMA DE COTIZACIÓN TENDRÁ UN IMPACTO DESIGUAL ENTRE TRABAJADORES Y EMPRESAS.


 

Por su parte los sindicatos CC.OO. y UGT se han mostrado favorables a esta reforma, respaldando con su firma el proyecto gubernamental ya que consideran que “garantiza la viabilidad, equidad y suficiencia de las pensiones”, y proporciona más protección y certezas para los próximos 25 años, subiendo ingresos sin recortar las pensiones.

También la Unión Europea (UE) ha dado por bueno el nuevo sistema de previsión social, lo que permitirá al Estado el acceso al siguiente tramo de los fondos Next Generation, vinculados al cumplimiento de determinadas normas fiscales y de déficit, y que tiene un monto de 10.000 millones de euros, aunque sotto voce los técnicos comunitarios advierten de que será necesario hacer una evaluación de la eficacia y sostenibilidad de los cambios en los próximos cinco años.

El nuevo modelo de pensiones

El nuevo modelo, aprobado en el Congreso de los Diputados por un estrecho margen, supone un incremento del 0,6 % de la cotización a la Seguridad Social por parte de las empresas y de los trabajadores. Concretamente, un 0,5 % a cargo de la empresa y un 0,1 % del trabajador.

Los trabajadores autónomos empezarán a cotizar en relación con sus ingresos reales estableciéndose quince tramos de cotización.

Debate dentro y fuera de nuestras fronteras

El debate sobre la reforma de las pensiones no es exclusivamente español, sino que afecta -al menos- a todo el espacio europeo, al ser comunes elementos como la prolongación de la esperanza de vida, el impacto de la transformación tecnológica, la baja natalidad, etc.

Así, en Francia la decisión del presidente Manuel Macrón de adoptar por Decreto medidas como el retraso de la edad de jubilación de los 62 a los 64 años y el incremento hasta los 43 años del periodo de cotización, requerido para cobrar el 100% de la pensión, han originado una importante contestación social. Otros países como Italia, Grecia o Alemania también están inmersos en reformas de mayor o menor calado, aunque todas tienen como denominador común el retraso de la edad de jubilación y el aumento de los años de cotización. Modelo diferente es el adoptado por Suecia hace ya varias décadas, optando por un sistema mixto de aportaciones públicas y fondos privados alimentados por empresas y trabajadores.

PARA SABER MÁS

Texto del Real Decreto-ley 2/2023 por el que se reforma el sistema de pensiones.

Estudio del Banco de EspañaUn análisis de la incidencia del incremento de las cotizaciones sociales aprobado en 2023”.

Informe del Instituto de Estudios Económicos sobre las consecuencias en la economía española de la subida de las cotizaciones sociales.

«Pensiones, una reforma necesaria», por Antonio Garamendi

EN ESTE PAÍS

ANTONIO GARAMENDI,
presidente de CEOE

“El sistema necesita, también, medidas que impulsen la previsión social complementaria, como ya sucede en los países más avanzados de Europa”

Pensiones, una reforma necesaria

Las crisis provocadas por la irrupción del COVID-19 y por la invasión de Ucrania por parte de Rusia han configurado un nuevo escenario geopolítico y un nuevo marco económico y social complejos y marcados por la incertidumbre y la volatilidad. Pero, también, han puesto de manifiesto la urgencia de encontrar soluciones a desafíos que ya estaban ahí antes pero que ahora son aún más evidentes.

Entre estos retos están los relativos al envejecimiento de la población, la calidad de vida de las personas de más edad y la necesidad de adaptar el Estado de Bienestar y nuestro sistema de protección a una sociedad que, cada vez, va a ser más longeva.

Se trata de un asunto fundamental para el futuro de España y sobre el que estamos obligados a reflexionar para poder ofrecer soluciones realistas y viables.

España es uno de los países que está sufriendo un proceso de envejecimiento más intenso. Las proyecciones demográficas apuntan a que, en los próximos 30 años, la esperanza de vida de los españoles aumentará hasta en tres años y que, para 2050, uno de cada tres ciudadanos tendrá 65 años o más.

Esta tendencia impactará negativamente en la relación entre el número de pensiones y el número de personas en edad de trabajar, casi duplicándola. La previsión es que, para ese año, por cada mayor sólo haya 1,7 personas con edades entre 16 y 64 años, frente a las 3 personas que hay en la actualidad.

Una transformación de la pirámide demográfica que supone un reto por sus implicaciones en el crecimiento de la economía o en áreas como la sanidad, la educación, la dependencia y, por supuesto, el sistema de pensiones. Según las últimas estimaciones de organismos como la AIREF, el gasto público en pensiones puede alcanzar a mitad de siglo hasta el 16,3% del PIB, frente al 13,6% actual. A día de hoy, esto supondría unos 35.000 millones de euros más de gasto.

Con este escenario, y por responsabilidad, estamos obligados a afrontar el debate sobre el futuro de las pensiones en España con cierta urgencia y tomando decisiones de fondo. Con medidas que se alejen del cortoplacismo y garanticen, realmente, un sistema que sea sostenible y suficiente y en el que la equidad intergeneracional esté asegurada. Una reforma necesaria y de calado que debe adoptarse en diálogo con los agentes sociales y en el marco del Pacto de Toledo.

Sin embargo, lamentablemente, las últimas decisiones adoptadas por el Gobierno no han ido en este sentido. Desde CEOE, así como también desde CEPYME y ATA, hemos expresado públicamente, ya el pasado mes de marzo, nuestro rechazo a la última reforma impulsada por el Ejecutivo.

Una reforma que ahonda en los desequilibrios que padece el sistema, que daña la competitividad de las empresas, reduce la renta disponible de las familias y, en definitiva, pone un freno a la actividad y a la creación de empleo.

Porque el sostenimiento del sistema se hace recaer en los trabajadores y las empresas optando por una subida generalizada de cotizaciones que va a suponer una merma de los salarios de todos los trabajadores y que incrementa los costes laborales para el tejido empresarial.

La reforma es, también, regresiva en toda su extensión porque implica más años de trabajo, más esfuerzo contributivo y menos pensión para quienes, en la actualidad, están en el mercado laboral.

Los cambios aprobados, además, van a incrementar el desequilibrio financiero del sistema, en una cifra que será equivalente al 1,1% del PIB en 2050. Y, en conjunto, pueden situar el déficit de las cuentas públicas en el entorno del 8% del PIB y elevar la deuda hasta el 150%.

En suma, se trata de una reforma que no afronta el verdadero problema de nuestro sistema: el desequilibrio entre crecimiento de población activa, crecimiento de pensionistas, esperanza de vida y tasa de reemplazo de las pensiones.

Es por ese camino por el que tendrán que ir las medidas que, necesariamente, habrá que adoptar para garantizar el futuro del sistema de pensiones. Un futuro que pasa por repartir la carga de las pensiones en los tres pilares de nuestro modelo: pensiones públicas, ahorro colectivo y ahorro individual. Porque el sistema necesita, también, medidas que impulsen la previsión social complementaria, como ya sucede en los países más avanzados de Europa.

Y esto tiene que incluir los planes de pensiones individuales, muy afectados por la reducción de desgravaciones acometida por el Gobierno en los últimos años. Es un error promover la previsión social colectiva a costa de los planes individuales porque ambas patas son fundamentales y necesitan incentivos suficientemente atractivos.

En lugar de una reforma que resta competitividad a nuestra economía, que aumenta las cotizaciones de quienes ya trabajan, perjudica el crecimiento y la creación de empleo y que dificulta la retención del talento, se debería impulsar un entorno propicio para el desarrollo de la actividad de las empresas.

Un entorno con capacidad para atraer inversiones, que favorezca la llegada y la creación de empresas y, de este modo, la creación de más empleo. Porque apostar por la creación de empleo, apostar por las empresas, es una vía que permite aumentar la recaudación por cotizaciones sin perjudicar ni el crecimiento ni la competitividad de nuestra economía y que contribuirá, sin duda, a impulsar la necesaria sostenibilidad de nuestro sistema.

Envejecer en el mundo rural

EN ESTE PAÍS

Aunque las pensiones del mundo rural son bajas, también lo son los gastos corrientes de vivienda y suministros.

ENVEJECER EN EL MUNDO RURAL

CARLOS CAPA

«LA PRESENCIA CASI UNIVERSAL DE LAS TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN EN TODO EL TERRITORIO, HAN LOGRADO CREAR UNA NUEVA REALIDAD EN EL MUNDO RURAL»

Al nacer el siglo XXI las cosas, sobre todo para las personas mayores que vivían en el campo o pequeñas localidades, eran bien distintas a como son en la actualidad. La vertiginosa velocidad en la que se producen los cambios sociales provoca que, lo que hace apenas treinta años eran a ojos vista realidades separadas por distancias casi insalvables, hoy prácticamente se den la mano en muchos aspectos, salvando sus propias singularidades.

LA MEJORA DE LAS VÍAS Y MEDIOS de transporte y los servicios públicos operada en las últimas décadas, y la presencia casi universal de las tecnologías de información y comunicación en todo el territorio, han logrado crear una nueva realidad en el mundo rural.

Quizá, en nuestro imaginario persiste la imagen de que el espacio rural es el entorno de los mayores, mientras que las ciudades son para los más jóvenes. La estadística lo desmiente: solo el 28% de la población rural son personas mayores. Sin embargo, nos sorprenderá saber que el mayor número de personas mayores se concentra en los municipios urbanos (6,3 millones) e intermedios (1,3 millones).

Oportunidades.

Envejecer en el mundo rural es una opción también cargada de oportunidades. Jubilarse en el campo poco tiene que ver con el medio urbano. Muchas de las personas mayores que residen hoy en municipios rurales han sido agricultores y/o ganaderos y no han dejado de serlo, aunque a otro ritmo, sin romper con el que había sido su medio de vida, ni con sus relaciones sociales, profesionales y familiares.

Aunque sus pensiones son bajas, también lo son sus gastos corrientes de vivienda y suministros. Muchos aprovechan para cultivar un pequeño huerto o mantener un corral lo que, además de aportarles alimentos frescos de calidad, les mantiene vivo el sentido de utilidad. Es evidente que para hacer ejercicio en el campo no hace falta ir a un gimnasio o correr por calles atoradas de vehículos.

 


EL MAYOR NÚMERO DE PERSONAS MAYORES SE CONCENTRA EN LOS MUNICIPIOS URBANOS (6,3 MILLONES) E INTERMEDIOS (1,3 MILLONES)


 

También el campo ofrece la posibilidad de dedicarse a ocupaciones intelectualmente gratificantes como la lectura, la pintura, manualidades u otras similares, que en la ciudad se hacen más complicadas por las dimensiones de la vivienda o los desplazamientos a los que obligan.

El proyecto del Instituto de Migraciones y Servicios Sociales (Imserso) Hacia una concreción del envejecimiento con éxito: satisfacción personal y actividades cotidianas en la vejez, enfatiza el valor de la actividad cotidiana como aspecto clave en lo que se ha dado en llamar envejecimiento con éxito, un concepto que está despertando un creciente interés.

Cambio de tendencia.

Otro de los grandes cambios de los últimos tiempos es una, de momento tímida pero constante, tendencia de regreso de los «urbanitas» más jóvenes a los pueblos. Según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), en 2021 el 62% de los núcleos rurales incrementaron su población y en 2020 (dato que hay que tomar con las cautelas del efecto Covid) fueron casi tres de cada cuatro los que atrajeron nuevos habitantes. Para calibrar lo radical del cambio hay que observar que entre 2011 y 2017 sólo el 30% de los casi 7.000 pequeños municipios ganaron población.

La importancia de este cambio de tendencia es notable en lo que hace convivir diferentes generaciones, experiencias y actitudes, enriqueciendo la vida social de los habitantes del mundo rural, intercambiando realidades que nutren a los más jóvenes y a los más mayores.

 


EN 2021 EL 62% DE LOS NÚCLEOS RURALES INCREMENTARON SU POBLACIÓN


 

Según un informe de la profesora de la Universidad Pública de Navarra –publicado por la Fundación La Caixa– Begoña Elizalde-San Miguel, «lo rural tiene ventajas sociales, económicas, culturales, relacionales y de calidad de vida, como parte de su propia identidad. El envejecimiento del mundo rural no es un problema, ya que las personas que envejecen son una de las fortalezas de los pueblos. La experiencia, sabiduría y el reconocimiento social no son imágenes de la decadencia, sino de la historia».

Señala Begoña Elizalde-San Miguel que entre las ventajas que ofrece hoy el mundo rural está la de ser una sociedad inclusiva, en la que conviven todas las generaciones sin necesidad de hacer guetos, clasificaciones o categorías.

Así, lo transversal es una seña de identidad propia de la sociedad y cultura rural, que también es sostenible desde el punto de vista medio ambiental y del ecosistema.

Para el profesor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Daniel Rueda Estrada, «desde el punto de vista de la salud, el mundo urbano cada vez acarrea más dificultades y problemas. El hacinamiento, la calidad del aire, el estrés de vida, y la gran velocidad con la que ocurren todos los acontecimientos, incrementan los riesgos de una vida equilibrada, armónica, gratificante, familiar y social. Por el contrario, la vida del mundo rural, con otro ritmo y con otros valores, se presenta como un entorno de mejor calidad de vida, donde valores como la relación, la convivencia, el conocimiento mutuo, la interacción o el apoyo son más visibles».

Las relaciones sociales en las poblaciones rurales son más frecuentes y gratificantes que en los municipios de gran tamaño, aportando esta circunstancia mayor sensación de seguridad y de solidaridad entre la población rural en momentos de dificultad, por ejemplo, de enfermedad, según señala un informe del CSIC.

 


OTRO DE LOS GRANDES CAMBIOS DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS ES UNA, DE MOMENTO TÍMIDA PERO CONSTANTE, TENDENCIA DE REGRESO DE LOS ‘URBANITAS’


 

La organización no gubernamental Acervo Intergeneracional propone crear un «contrato social intergeneracional» para promover una sociedad para todas las edades. Para esta entidad «cada generación es un eslabón de una misma cadena que viene de lejos y que se proyecta hacia el futuro» y apuestan por la «generatividad», un compromiso entre generaciones para vivir mejor y con mayor bienestar.

En todo caso, los beneficios del envejecimiento en un entorno rural no obvian determinadas carencias a las que es necesario atender. Para el profesor de Ciencias de la Salud de la UOC Salvador Macip, «las zonas rurales sufren una persistente infradotación de servicios públicos, que ejerce de factor expulsor de sus poblaciones. Garantizar el cuidado y la atención a las personas mayores requiere superar esta tradicional infradotación pública. El desarrollo de los servicios sociales y sanitarios de atención a domicilio constituye un mecanismo esencial para facilitar que las personas que así lo deseen puedan seguir viviendo en sus casas y puede constituirse en una herramienta fundamental para atender a las personas mayores en las zonas rurales».

En todo caso como decía el insigne escritor vallisoletano y premio Cervantes Miguel Delibes en su obra Los santos inocentes, en el campo, «cuando uno de aquellos hombres necesitaba ayuda, no tenía más que asomar la mano, porque siempre había una mano amiga dispuesta a estrecharla».

Una sociedad de mayores

Según la última edición del informe Envejecimiento en Red, que publica periódicamente el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a 1 de enero de 2021 había en España 9.310.828 personas mayores, un 19,65% sobre el total de la población. Además, sigue creciendo la proporción de octogenarios, que ya representan el 6% de toda la población, que seguirán ganando peso en el anunciado proceso de sobreenvejecimiento de la población. Nunca en la historia de nuestro país habían estado empadronadas más de 18.000 personas con más de 100 años de vida.

Mejorar los servicios

Las conclusiones del III Congreso sobre Discapacidad, Dependencia y Medio Rural señalan que el medio rural precisa de servicios de proximidad que favorezcan la vida en ese entorno, tales como centros de día, transporte regular y transporte adaptado, comedores sociales, acceso a la sanidad de forma diaria, educación a lo largo de la vida, etc.

PARA SABER MÁS

Acervo Intergeneracional. ONG dedicada a promover las relaciones de convivencia y aprendizaje mutuo entre personas de diferentes generaciones.

Envejecimiento en Red. Blog del CSIC dedicado a cuestiones relacionadas con el envejecimiento.

Envejecer con salud. Blog de la UOC sobre cuestiones relacionadas con el envejecimiento y la salud.

«Bares, ¡qué lugares!», por Carmelo Encinas

EN ESTE PAÍS

CARMELO ENCINAS,

periodista. Asesor editorial de 20 minutos

“En el ámbito rural, los bares cumplen una función pública indispensable al actuar como centro social de encuentro y convivencia entre la gente del municipio”

Bares, ¡qué lugares!

Nadie beatificó tanto el papel de los bares en nuestras vidas como Gabinete Caligari. En uno de sus más exitosos temas, aquel grupo rockero de los 80 aseguraba que «no hay como el calor del amor en un bar». El amor, siempre motivo de inspiración para poetas y cancioneros, encontró en esta tonada que cantaba Jaime Urrutia guitarra en mano su mejor acomodo en la atmósfera de las tabernas de aquel Madrid de la movida que le puso música a la banda sonora de tres generaciones de españoles marchosos. Los bares en España no son un negocio más en la economía del país. El nuestro es el lugar con más tabernas por habitante de todo el planeta. Ningún lugar del mundo se acerca, ni de lejos, a la densidad tabernaria que aquí tenemos, hasta el extremo de que un solo distrito de la capital tiene más bares que toda Noruega y Finlandia juntos.

Cierto es que el concepto bar es demasiado genérico para hacer comparaciones porque los establecimientos que proliferan en España tienen características propias que les distinguen de los países de nuestro entorno. Aquí, los bares combinan con naturalidad la mesa y la barra, la tapa con vino o cerveza con el café con churros, el bollo o la tostada. Son locales de amplio espectro que se adaptan a cualquier tipo de consumo y clientela. En esa adaptabilidad y variedad de la oferta reside, en gran medida, el protagonismo que el bar tiene en la vida de los españoles, tanto como para ser usado como arma electoral como así aconteció durante la pandemia. Si eso ocurrió en una gran ciudad como Madrid, con miles de establecimientos para elegir, qué decir de aquellos pueblos en los que los bares son bastante más que un establecimiento donde tomarse una caña o un cortado.

En el ámbito rural, los bares cumplen una función pública indispensable al actuar como centro social de encuentro y convivencia entre la gente del municipio. Son espacios de relación entre generaciones que suplen de forma efectiva la carencia de otros servicios de ocio, cultura o restauración. Por las tabernas de pueblo pasan todos y pasa de todo. Allí se bebe, se come, se habla y se echa la partida. Es el lugar de reunión donde fluyen los problemas, las preocupaciones y las ilusiones de la gente; donde se comenta y se discute lo que allí pasa o deja de pasar. Se explica, en consecuencia, que de alguna forma la vitalidad de un municipio rural se mida por el número de bares que tiene abiertos y que el cierre de uno de estos locales sea percibido por los lugareños como una pésima noticia para el pueblo.

La importancia de los bares es aún mayor cuanto más pequeño es el municipio, hasta el punto de constituirse en pieza clave de su supervivencia. Pueblos donde hay un solo bar que, además de ser el único espacio público de relación social para sus vecinos, suele cumplir otras funciones como la venta de pan, de productos básicos o la recogida de paquetes. Esos locales se han convertido en el último bastión de resistencia de la España vaciada; un elemento clave en la desigual batalla contra lo despoblación. Así lo entendió con acierto la plataforma Teruel Existe que viene defendiendo los intereses de aquellos pueblos pequeños cuya viabilidad económica se tambalea. Esta formación sacó adelante en el Congreso esta primavera la tramitación de una proposición de ley que considera entidades de economía social a los bares, restaurantes y pequeños comercios que prestan sus servicios en municipios de menos de 200 habitantes. La idea es equiparar estos establecimientos con cooperativas, mutualidades, fundaciones, sociedades laborales, empresas de inserción, etcétera con el objeto de considerarles como entidades de economía social y que puedan así beneficiarse de los incentivos y ayudas que tienen reconocidos este tipo de organizaciones. La inclusión en ese grupo les proporcionaría facilidades como la simplificación en los trámites administrativos relacionados con su actividad y ventajas como bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social si contratan personas desempleadas. Incentivos en definitiva para mantenerse abiertos y no sucumbir a la tentación de echar el cierre al ver comprometida su rentabilidad.

En España hay casi 150.000 personas que viven en municipios sin un bar, lo que les convierte en pueblos fantasma. Suelen ser poblaciones de menos de cien habitantes y en algunas de ellas sus regidores ofrecen locales gratis o a un precio simbólico con tal de que alguien abra un establecimiento donde puedan juntarse los vecinos de todas las edades para socializar y sentirse miembros de una misma comunidad. El bar en estos pueblos es tan esencial para su viabilidad como el transporte, la proximidad a un centro médico, a la escuela o el acceso a internet. Los bancos ya recibieron en su día la consiguiente llamada de atención ante el abandono al que sometían a los pueblos menores cuyos vecinos no podían sacar dinero ni cobrar sus nóminas o pensiones. La solución más práctica fue el envío de oficinas móviles. Con esa misma idea de movilidad, la propuesta del Parlamento incluyó el apoyo a los puestos de venta ambulante que atiendan con regularidad las necesidades de estos municipios pequeños.

Pueblos inclusivos en lo social y sostenibles en lo ecológico que constituyen por ello un bien escaso a proteger. Y sus bares, esos «lugares tan gratos para conversar», que cantaba Urrutia, se sitúan ahora en la primera línea de defensa.