I Encuentro de la Comjib y la Cmplot

EN SOCIEDAD

I Encuentro de la COMJIB y la CMJPLOT

Intervención del presidente del Consejo General del Notariado

Paralelamente a las jornadas notariales se celebró la primera reunión conjunta de la Conferencia de Ministros de Justicia de los países iberoamericanos (COMJIB) y la Conferencia de Ministros de Justicia de los países de habla portuguesa (CMJPLOT). S.M. el Rey Felipe VI, clausuró este encuentro, que contó con la asistencia de diversas personalidades españolas e iberoamericanas, como el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, o la ministra de Justicia, Pilar Llop.

REDACCIÓN

[email protected], la plataforma tecnológica desarrollada por el Notariado español para mejorar y agilizar la cooperación jurídica internacional, fue altamente valorada por la treintena de organismos gubernamentales de Justicia reunidos en este encuentro. Iberfides y EUdoc, herramientas de conexión transnacional entre los notarios iberoamericanos y europeos, respectivamente, fueron igualmente presentadas durante el encuentro.

Para el secretario general de COMJIB, Enrique Gil Botero, el Tratado de Medellín y la red [email protected] son el futuro de la colaboración internacional de la Justicia. Valora en [email protected] que sea “un sistema informático cerrado, con garantías de máxima seguridad para intercambios rápidos y fehacientes de solicitudes de cooperación jurídica, incorporando funcionalidades como la videoconferencia o la firma digital y que facilite la conexión con otras redes como Eurojust o Interpol”.

Un momento de la intervención de la presidenta de la UINL, Cristina Noemí Armella.

El presidente del Consejo General del Notariado, José Ángel Martínez Sanchiz, manifestó durante su intervención que la cooperación jurídica internacional “constituye también una oportunidad para expresar y manifestar la solidaridad entre todos los seres humanos, como se ha puesto de manifiesto con la erupción del volcán de La Palma. Es también la ocasión -afirmó- de potenciar, fomentar y extender la justicia en el mundo y para eso hace falta la cooperación gubernamental, como la de todos los ministros y organismos gubernamentales reunidos en este encuentro, pero también la colaboración extragubernamental como la que los notarios representamos”.

“Nuestro deseo de cooperar más y mejor se verá reforzado por este encuentro”, apuntó la ministra de Justicia, que ha añadido que “no escatimaremos ningún esfuerzo para que nuestra acción conjunta sea cuanto antes una realidad visible y eficaz”. La ministra destacó que este encuentro sirve para poner en común experiencias que fortalezcan las grandes metas y estructuras de la Justicia en las respectivas regiones: Estado de Derecho, seguridad jurídica e igualdad.

La ministra de Justicia, Pilar Llop (izquierda, de pie) en el I Encuentro de Ministros de Justicia de Comjib y Cmjplot
Llop destaca el valor de [email protected]

Durante su intervención en la reunión conjunta de ministros iberoamericanos y lusófonos, la notaria mayor del Reino elogió la Red [email protected], desarrollada por el Consejo General del Notariado, mediante la Agencia Notarial de Certificación (Ancert), con la que “se modernizan las comunicaciones en materia de cooperación jurídica internacional y contribuyen a ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía”.

La presidenta de la Unión Internacional del Notariado intervino por videoconferencia

S.M. el Rey con los ministros de Justicia
[email protected] refuerza la tutela judicial iberoamericana

En su reseña, La Casa Real ponía en valor la puesta en marcha del proyecto [email protected], desarrollada con tecnología del Notariado español, que «sienta las bases e inicia el despegue de una iniciativa pionera que suma un largo centenar de instituciones en un sistema informático cerrado, con garantías de máxima seguridad para intercambios rápidos y fehacientes de solicitudes de cooperación jurídica, con funcionalidades como la videoconferencia y la firma digital».

«Asimismo -proseguía-, esta plataforma fortalece la lucha contra delitos como la corrupción, la droga y la trata de personas y, con la activa participación de los estados y poderes públicos, contribuye a la construcción y consolidación de sociedades más justas y pacíficas, dotando de mayor protección a las víctimas y garantizando el acceso general a la justicia. Crea, en suma, un espacio social reforzado para la tutela judicial efectiva a disposición de los operadores jurídicos».