EN SOCIEDAD

'Notario de guardia'
De izquierda a derecha: José Ángel Martínez Sanchiz; Sofía Puente y Javier Ronda.

A mediados de octubre tuvo lugar en la sede del Consejo General del Notariado la presentación del libro Notario de Guardia. La directora general de Seguridad Jurídica y Fe Pública, Sofía Puente, presidió el acto en nombre del Ministro de Justicia.

JOSÉ MARTÍNEZ CARRASCOSA

boletin@notariado.org

@JMCarrascosa

JUNTO A ELLA participaron en el acto el presidente del Consejo General del Notariado y autor del prólogo, José Ángel Martínez Sanchiz; el coautor del libro, Javier Ronda; José Luis Lledó, decano del Colegio Notarial de Andalucía y la notaria María del Mar Ascaso, estos dos últimos protagonistas de algunas de las anécdotas recopiladas en sus páginas.

Sofía Puente excusó la presencia del Ministro de Justicia debido a la actividad parlamentaria y agradeció la edición del libro «por difundir de manera pedagógica la función de los notarios. Una profesión que, durante la pandemia, ha realizado una labor ejemplar como servicio público de interés general, con una colaboración leal con el Ministerio, la sociedad y los ciudadanos».

Servicio Público. “Notario de Guardia -prosiguió Puente ya en nombre del Ministro- realiza un guiño al mundo de los notarios. Un libro que hace reír y que, sobre todo, acerca la profesión a la realidad de la sociedad a la que sirve. Detrás de todas estas anécdotas se esconde algo más. La vocación de servicio público, la dedicación y la empatía. El libro refleja la evolución de la profesión de notario; por ejemplo, en materia de igualdad de género o en su transformación digital. También hace referencia a la España rural y al reto demográfico. Son alrededor de 3.000 notarios y notarias repartidos geográficamente por todo el territorio español, incluso en localidades muy pequeñas, con el fin de garantizar el servicio».

«La Justicia no es solo un entramado de estructuras organizativas a través del cual se dirimen los conflictos de los ciudadanos. La Justicia también es la notaría, que gracias a su función proporciona a la ciudadanía la seguridad jurídica constitucional en el ámbito del tráfico jurídico extrajudicial. Los notarios y notarias proporcionan garantía de seguridad y legalidad, ya que su objetivo es que el contrato, negocio o declaración esté ajustado a la legalidad y sea inatacable. Hoy vivimos tiempos en los que la veracidad es más necesaria que nunca y el Notariado se caracteriza por defenderla. Los notarios son profesionales altamente cualificados, garantía de independencia -sólo están condicionados por la Ley-, concluyó la responsable del centro directivo.

El autor Javier Ronda relató el proceso de creación del libro: «Hemos realizado este trabajo durante dos años terminándolo durante el confinamiento. Precisamente hemos recogido situaciones reales producidas durante el Estado de Alarma como las de ciudadanos preocupados por hacer testamento. Los notarios han trabajado muy duro durante la pandemia, haciendo honor al título del libro y demostrando que son ‘notarios de guardia'».

«El notarial es un trabajo complejo. Se les exigen muchísimas cosas; no sólo conocer el Código Civil; también contar con pericia, sentido común, o una labor inspectora que puede hacer cambiar el curso vital de una familia», apuntó el periodista.

Sobre el contenido del libro, Ronda señaló que «los testamentos y herencias sacan, en ocasiones, lo peor de cada familia y han sido caldo de cultivo muy amplio para las anécdotas notariales. También recogemos nuevos servicios notariales como las bodas y divorcios; las vivencias de los últimos opositores o una terminología en clave de humor».

En definitiva, los notarios no son tan serios como parecen. Hemos visto que son muy humanos y llegan a ejercer diversas tareas, como la de psicólogos en pequeñas localidades, donde resuelven asuntos de diversos menesteres», concluyó el coautor de Notario de Guardia.

Deshacer tópicos. Para José Ángel Martínez Sanchiz este libro «refleja de primera mano la actuación notarial, constatando la variedad de situaciones que vivimos en las notarías. Los documentos notariales hay que leerlos teniendo en cuenta que nos ‘hablan’; contienen las vivencias de los otorgantes, sus alegrías y sus penas, sus sentimientos y pensamientos. Este libro permite constatar la variedad de situaciones que se producen en la función notarial y en el ejercicio cotidiano de nuestros despachos».

«Nuestra profesión no es aburrida, está llena de humanidad porque al final los notarios nos encontramos con las personas y sus preocupaciones. A medida que ejercemos la profesión, con los años nos hacemos más humanos. Este libro permite deshacer el tópico de que somos serios, despeja lugares comunes del Notariado que no corresponden con la realidad», arguyó el presidente del CGN.

Por su parte, José Luis Lledó puso de manifiesto que «la vida notarial está llena de anécdotas. La Ley de Jurisdicción Voluntaria nos ha nutrido de muchas novedades y situaciones inusuales; sobre todo, relacionadas con bodas y divorcios».

Por último, la notaria María del Mar Ascaso aseguró que «libros como este ayudan a los notarios a acercarse a los ciudadanos para dar a conocer mejor nuestra función y nuestros servicios a la sociedad».

La retransmisión contó con la asistencia ‘virtual’ de decanos de los Colegios Notariales y notarios que aportaron anécdotas para el libro.

Los autores

Javier Ronda es periodista especializado en sucesos y tribunales y doctor en periodismo; asimismo es especialista en “anecdotarios”, ya que ha escrito otras divertidas obras con anécdotas de jueces y tribunales (De Juzgado de Guardia); de la guardia civil (Tricornio de Guardia). y de los administradores de fincas (Vecino de Guardia).

@javier_ronda

Marián Campra es periodista especializada en gabinetes de comunicación y trabaja como directora de comunicación de varias organizaciones y entidades nacionales. Es doctora en periodismo por la Universidad Hispalense, ha publicado varios libros fotográficos, es ponente y conferenciante en diversas universidades.

@MarianCampra

 

Francisco Javier Rodríguez Idígoras, Pachi dibuja viñetas diariamente junto a Ángel Idígoras o en solitario desde hace más de treinta años. Ha realizado numerosas exposiciones y tiene un cuadro expuesto en el Congreso de los Diputados.
@Pachi_Idigoras 

Sofía Puente: «Detrás de las anécdotas que contiene este libro se esconde la vocación de servicio público, la dedicación y la empatía de los notarios»

José Ángel Martínez Sanchiz: «Nuestra profesión no es aburrida, está llena de humanidad porque al final los notarios nos encontramos con las personas y sus preocupaciones”

Javier Ronda: “Durante la pandemia estos profesionales han hecho honor al título del libro, demostrando que son ‘Notarios de Guardia'»

Depositarios de la confianza

EN EL PRÓLOGO de la obra, el presidente del Consejo General del Notariado, José Ángel Martínez Sanchiz resaltaba que los notarios «no sólo firmamos, sino que tratamos de resolver problemas y de atender los designios y necesidades de quienes acuden a la notaría, muchas veces en busca de consejo, o simplemente para exponer sus preocupaciones. En los instrumentos notariales afloran las grandezas y las debilidades humanas, a menudo entremezcladas; la vanidad y la humildad, la avaricia y el desprendimiento, la envidia y la admiración, la desesperación y la esperanza, el egoísmo y el altruismo, y a veces la máxima expresión de la caridad: el perdón. Y nos hablan finalmente de los notarios, depositarios de la palabra de quienes confían en nosotros. Se trata de un auténtico privilegio», apuntaba.

Cuarenta y tres colaboradores

EN ESTE LIBRO han colaborado: Alfredo Aldaba, María del Mar Ascaso, Javier Balsera, María Teresa Barea, César Belda, Juan Alberto Beneyto, Joaquín Borrell, Ignacio Catania, Alfonso Cavallé, Juan Enrique Costa, Dámaso Cruz, Patricio Chamorro, Carmen Lucidia de la Torre, Juan José de Palacio, Ana Doria, Ignacio Pérez Cazorla, Francisco Javier García Más, Susana Garzón, Flavia Grajera, Francisco David Hurtado, Amalia Jiménez, Francisco Javier Martínez del Moral, Francisco Javier Nogales, María Nogales, Rafael Leña, José Luis Lledó, Bruno Otero, Piedad María Parejo-Merino, Jorge Pérez Álvarez, Juan José Pretel, Nicolás Quintana, Itziar Ramos, Ladislao César Saavedra, Clara Sánchez Tenajas, Bernardo Saro, Carmen Solís, Jesús Sexmero, José Ángel Tahoces, David Trapote, Miguel Trapote, Blanca Varela, Juan Varela y Eduardo Villamor.