EN PLENO DEBATE

Una nueva forma de viajar

En buena parte de los aeropuertos del mundo se toma la temperatura a los pasajeros a la entrada a las instalaciones.

Mientras dure el peligro de infección por Covid-19 hay que acostumbrarse a una manera diferente de movernos y viajar. Tanto a nivel nacional como internacional, conviene saber qué requisitos y precauciones se precisan para que el viaje sea, si no más cómodo, al menos sí más seguro.

 

ALFREDO GARCÍA REYES

alfredogreyes@gmail.com

@Alfredo García Reyes

Linkedin: alfredogreyes

EL MUNDO ESTÁ pendiente de un milagro. Ese milagro es la cura contra el Covid-19, objetivo al que está dedicando sus esfuerzos buena parte de la comunidad científica internacional. Pero, mientras llega ese momento, nuestras vidas continuarán siendo bastante distintas a las que teníamos antes de la pandemia.

Uno de los sectores que más cambios están experimentando ante esta extraña situación es el de los viajes, tanto por motivos profesionales como por placer. Entre esos cambios, el más evidente es el uso obligatorio de mascarillas en todo tipo de transportes colectivos, desde los urbanos, hasta trenes, autobuses, barcos y, por su-puesto, aviones. Aplicable esta situación también a los re-corridos en vehículo privado siempre que dentro del mismo haya personas que no convivan.

Con mascarilla. En el caso de autobuses, trenes y aviones, el uso de la mascarilla es obligatorio durante todo el viaje, cambiándola cada cuatro horas durante los trayectos de largo recorrido. Una vez eliminadas las restricciones de aforo y distancia entre pasajeros a finales del mes de junio, las diferentes compañías de transporte están obligadas a garantizar las condiciones higiénicas en todo momento. Por este motivo, Renfe, por poner un ejemplo, continúa sin ofrecer el servicio de cafetería y bar móvil en los recorridos en AVE y larga distancia, aunque sí deja en el asiento de cada pasajero medidas higiénicas de uso personal, como toallitas desinfectantes.

 


Se puede viajar por la mayor parte de Europa sin necesidad de guardar cuarentena o de estar en posesión de una prueba médica (PCR)


 

En cuanto a los aviones, buena parte de las compañías aéreas, tanto en sus rutas nacionales como en las internacionales, ha eliminado el servicio de catering a bordo. Varias de las que aún mantienen este tipo de servicios no lo hacen mediante el reparto con carritos, sino que el pasajero encuentra su refrigerio de cortesía al ocupar su asiento. De cualquier forma, no se sirven bebidas alcohólicas dentro del avión, excepto en trayectos de largo recorrido y, aun así, con limitaciones.

Está prohibida la formación de las típicas colas en los pasillos del avión ante los aseos: compañías como Ryanair, por ejemplo, recomiendan pedir permiso a los asistentes de vuelo antes de levantarse de su asiento.

Toma de temperatura. En buena parte de los aeropuertos del mundo se toma la temperatura a los pasajeros a la entrada a las instalaciones y en muchos de ellos está prohibido el acceso de acompañantes, excepto en situaciones estrictamente necesarias (por ejemplo, para ayudar a personas con alguna discapacidad). Esta toma de temperatura suele repetirse antes de abordar el avión y también a la llegada al destino. Como en el caso de los viajeros que llegan a los aeropuertos de nuestro país, también hay que rellenar un formulario sobre el estado de salud y forma de contacto durante el periodo de estancia.

En cuanto a los países a los que se puede viajar desde España, desde el 21 de junio y a expensas de que pudiera producirse un cambio drástico en las circunstancias sanitarias, se han eliminado las restricciones tanto entre comunidades autónomas como a los países miembros de la Unión Europea, además de Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein. Es decir, se puede viajar por la mayor parte de Europa sin necesidad de guardar cuarentena o de estar en posesión de una prueba médica (PCR), que demuestre que el viajero no es una persona potencialmente infecciosa.

Para resolver posibles dudas, la Unión Europea ha puesto en marcha la web reopen.europa.eu/es, gracias a la cual todos los viajeros pueden informarse, a partir de los datos aportados por los diferentes Estados miembros, sobre la situación sanitaria concreta en cada uno de ellos, así como sobre requisitos de entrada y estancia particulares.

Higiene y prevención. Lo que no existe es una regulación europea común respecto a las medidas de higiene y prevención. En este sentido, se agradece el esfuerzo de instituciones públicas y empresas privadas en esta materia.

 


No existe una regulación europea común respecto a las medidas de higiene y prevención


 

Es el caso del sello Clean & Safe que otorga Turismo de Portugal y que reconoce a aquellos establecimientos que cumplan con unos estándares estrictos en cuanto a higiene y limpieza para la prevención y control del Covid-19 y otro tipo de infecciones.

En cuanto a los viajes fuera del territorio europeo, desde el 1 de julio se han abierto las fronteras comunitarias tanto para la entrada como para la salida de viajeros. Esto no quiere decir que podamos movernos libremente por el mundo y sin precauciones. Sobre todo, teniendo en cuenta que muchos países americanos, africanos y asiáticos ni siquiera han llegado al pico de la pandemia y la extensión del virus bate récords semanales.

Esto implica que antes de planificar cualquier viaje internacional hay que informarse de la situación sanitaria del país elegido, así como de las posibles limitaciones de acceso.

Al no existir una regulación supranacional, más allá de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada país ha establecido sus propios requisitos de entrada. Entre ellos, por ejemplo, está la necesidad de una cuarentena de dos semanas que, en la mayor parte de las ocasiones, debe costearse el propio viajero.

 


Antes de planificar cualquier viaje internacional hay que informarse de la situación sanitaria del país, así como de las posibles limitaciones de acceso


 

Algunos de estos requerimientos también pueden pasar por la obligación de depositar una fianza al llegar al país. En el caso de Camboya ésta es de algo más de 2.600 euros, cantidad con la que sufragar el coste del test de Covid-19 que se realiza a la entrada al mismo y parte del tratamiento si se enfermara por este motivo. Si, por desgracia, se produjera el fallecimiento de alguno de los viajeros se cobrarían unos 1.500 euros más para costear la incineración.

Sin necesidad de llegar a este ejemplo extremo, lo que parece claro es que antes de emprender cualquier viaje internacional es imprescindible contratar un seguro multicobertura, mejor cuanto más altas sean las prestaciones sanitarias. Respecto a esto, conviene recordar que en países como Estados Unidos, las facturas por asistencia en centros sanitarios pueden alcanzar cifras con muchos ceros detrás. Y también que buena parte de los enfermos afectados por la pandemia está requiriendo hospitalizaciones de varias semanas, lo que eleva de una forma considerable las facturas asistenciales.

El seguro también debería cubrir los costes de cancelación (de transportes y reservas en alojamientos) y los de repatriación si fuera necesario.

De cualquier manera, parece bastante obvio que, mientras no llegue la vacuna o un tratamiento realmente eficaz contra el Covid-19, lo recomendable en materia de viajes es que, siempre que sea posible, se opte por des-tinos de proximidad, evitando en la medida de lo posible lugares masificados y buscando alojamientos que garanticen la distancia social.

Al menos esto es lo que han pensado la mayor parte de los españoles, como desvelan las cifras de reservas de este verano.

Viendo todo esto, resulta bastante claro que, al menos este año, viajar es algo muy diferente a lo que conocíamos. Confiemos en que no sea así durante mucho tiempo: será la mejor noticia para todos.

Otros enfoques mismo tema

Es mucho lo que se está publicando en medios respecto a los viajes durante este verano: Muy interesante resulta el enfoque respecto a lo que buscan hoy los viajeros del experto Pablo Foncillas, en La Vanguardia.

Por su parte, el medio especializado en turismo y viajes Cerodosbe.com ha publicado un informe de Business Insider España respecto a las ventajas y riesgos de viajar este verano.

El periódico Las Provincias ha publicado un detallado reportaje sobre lugares a los que viajar seguro, política de cancelaciones y medidas de higiene y seguridad durante las vacaciones.

Por último, la publicación sectorial Hosteltur realiza una radiografía del turista español para las vacaciones de verano 2020, analizando las tendencias del mercado.

Apuesta por España

UNA amplísima mayoría de turistas nacionales está optando por moverse dentro de nuestras fronteras. Frente a los hoteles de costa, muchos españoles se han decantado por el turismo de interior y, de hecho, las reservas en casas rurales han experimentado un aumento muy significativo respecto a años anteriores, sobre todo en comparación con los hoteles y apartamentos de costa.

Aunque se hayan eliminado buena parte de las limitaciones de aforo, lo cierto es que muchos establecimientos de hostelería y ocio mantienen la distancia de seguridad entre las mesas, por lo que, para evitar colas de acceso a sus locales, recomiendan o imponen la reserva previa. Y respecto a las playas, sobre todo en los entornos urbanos, las autoridades locales están realizando una limitación de acceso, a veces mediante drones de vigilancia.

Antes de viajar, conviene informarse

CON la intención de ofrecer algo de luz ante una situación tan compleja como la actual, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (www.semfyc.es) ha editado una guía online para viajes internacionales con información actualizada sobre la situación sanitaria de cada país, así como la forma de contactar con instituciones públicas y privadas que pueden prestar asistencia a los viajeros en caso de cualquier incidencia en el ámbito de la salud.

Otra referencia de consulta es la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores, donde se puede encontrar recomendaciones de viaje en función de la situación social, política y sanitaria de cada país:(www.exteriores.gob.es).